Personajes del mes de Octubre

 

 

 

 

 

 

 

DR. SIGIFREDO ORBEGOSO VENEGAS

RECTOR UNIVERSIDAD CÉSAR VALLEJO

¿Cuáles son sus funciones principales dentro de su Área y desde qué año trabaja en la UCV?

La función menos atractiva y más estresante que tengo, es la de firmar cientos de grados,  títulos, convenios y documentos que otorga la universidad. Pues soy el representante legal de la misma. Resolver expedientes que competen al Rectorado. Presidir  cada vez más actuaciones académicas y ceremonias  que se realizan dentro y fuera de nuestro campus. Asistir a sesiones de la ANR y del CRI – NORTE, así como a los actos protocolares más importantes de diversas instituciones. Presidir las sesiones del Consejo Universitario y otras que son convocadas. Inaugurar o clausurar certámenes locales, nacionales o internacionales que se realizan en nuestra universidad. Asistir también a reuniones nacionales o internacionales a las que son invitados los Rectores. Participar en Congresos nacionales o Internacionales en mi especialidad profesional: Derecho Constitucional. Dar conferencias y pronunciar discursos cuando  me lo solicitan. Escribir artículos o prólogos para libros y revistas vallejianas o de otras instituciones. Atender consultas y quejas de padres, alumnos y profesores, etc.

En la UCV trabajo desde que ella inició sus actividades en 1992

¿Cómo se siente dentro de su ámbito laboral y qué es lo que más valora de sus compañeros de trabajo?

Por el momento y desde hace buen tiempo, incómodo debido a los trabajos de refacción de La Casona que no tienen cuando acabar.  “Ambiente laboral” saturado de   ruidos molestos de combas, taladros, esmeriles y ahora polvo, gases tóxicos de pegamentos y pinturas que han afectado mi salud. La atención  al público y, a veces, a personajes importantes se ve interrumpida por esos ruidos, más aún con la música y actividades que con gran frecuencia se hacen en la explanada.  Me veo en apuros. Tengo que pedir disculpas.

Por lo demás, en lo que se refiere a relaciones humanas, me siento muy cómodo debido a la confianza, colaboración y afecto que me muestran todos quienes trabajamos en el área. Cualquier limitación que confrontamos a menudo, procuramos resolverla colaborando mutuamente.

¿En qué reside la clave del éxito de SIGIFREDO ORBEGOSO VENEGAS?

Si algún éxito he tenido en mi vida, se debe a haber asumido con toda responsabilidad mis tareas primero como estudiante y luego como profesional. Después, aceptar cargos y funciones para las que me he creído capaz y han sido de mi agrado. No se pueden hacer bien las cosas que no nos gustan o no van con nuestras aptitudes. Por este motivo no he aceptado cargos importantes y ventajosos que en algunas oportunidades me ofrecieron. Habría fracasado. Comprendo que para muchos es difícil ser honestos consigo mismos, pero a mí no me gusta  fingir ni simular. Sé que nada duradero se consigue sin esfuerzo y rectitud para tranquilidad de nuestra conciencia.

¿Cómo es un día de trabajo con SIGIFREDO ORBEGOSO VENEGAS?

Normalmente comienza a las 6 de la mañana o un poco antes. Es la mejor hora para hacer rápidos borradores de mis artículos periodísticos, charlas, etc. Luego vienen mis ejercicios físicos de rutina, ducha y desayuno. De allí a la oficina. Con mi asistenta, revisar la agenda, el despacho, correo y  ver las invitaciones, los compromisos y fijar las prioridades. De 1 y 30 a 2:00 pm almuerzo, y luego reposo médico para evitar el estrés. De allí de nuevo a la oficina para la jornada de la tarde que casi siempre se prolonga hasta las 9 o 10 de la noche. Entonces con más tranquilidad aprovecho para escribir o leer. A veces estoy en algo interesante y me olvido de la hora, allí es cuando el guardián sube para ver si todavía respiro. . . Él es muy diligente.

¿Qué es lo que más le gusta hacer en sus vacaciones?

Bueno, viajar. Sigo los consejos de Neruda cuando dice: “Muere lentamente quien no viaja, quien no lee. . . quien  destruye su amor propio. . . . quien se transforma en esclavo del hábito . . . Muere lentamente  quien evita una pasión y su remolino de emociones. . . .”  Desde niño comencé a viajar. Luego de joven, en la universidad como dirigente estudiantil y posteriormente por mi actividad política comencé a viajar dentro del país y fuera de él. Conozco Costa, Sierra y Selva peruanas. Ahora, desde que nos dan aguinaldos, salgo en viajes de placer  en julio y en enero. De preferencia visito  el Caribe. Conozco casi todas las islas de esa hermosa y cálida cuenca del Atlántico. Debo haber tenido en mis ancestros algún   pirata. He visitado los lugares en que se refugiaban. Los viajes enseñan lo que no hacen los libros ni los periódicos. Claro cuando se sabe hacer turismo en sus diversas modalidades. No siempre hay que ser rico para viajar. Un día conversando con unas compañeras administrativas me preguntaron que cuál era mi próximo viaje y les comuniqué. Entonces una de ellas me dijo, refiriéndose al vil metal: “Claro es que Ud. es Rector”. Entonces yo le contesté: “Mira amiga, antes que la UCV fuera un proyecto, yo ya había estado  tres veces en Europa y otros países”. Ahora que ¿cómo  se hace? Bueno la consulta se paga . . . .

¿Qué es lo que anhela en la vida?

Mientras goce de buena salud, seguir trabajando. Perfeccionándome. Continuar escribiendo y publicando, sobre todo lo que tengo ya escrito. Lamentablemente el trabajo burocrático es absorbente y no deja tiempo para investigar aunque sí permita vivir o sobrevivir. Después de todo es la vida que uno ha aceptado. Nunca me desvelé por tener riquezas; si no, probablemente las hubiera tenido.  Siempre he creído que “tener” es más fácil que “ser”. Aunque no es fácil realizarse. Tener mucho dinero sería para mí más un dolor de cabeza que un placer. Odio las cuentas. Lo que venga después: una muerte fulminante y punto. Detesto esa ”vida” vegetativa, que para mí no es vida, sino agonía. Nunca me han gustado las medias tintas. El ser o la nada. Uno debiera morir como ha vivido. De alguien se decía: “Quien tomó la vida por asalto, no mereció sino morir de una estocada. . .”

Algún mensaje motivador para todos los vallejianos…

Tener presente en todo momento la personalidad ilustre de César Vallejo, como paradigma que debe inspirar nuestro derrotero vital. Él  fue un inconforme en el seno de la sociedad en  que le tocó vivir.  Y se rebeló contra todo lo que de injusticia, desigualdad y abuso había. No se acomodó para lucrar del orden establecido. Talento le hubiera sobrado para tener éxito como un intelectual o un profesional al servicio del establishment. Pero él prefirió – con gran sacrificio – mantener sus convicciones y seguir su vocación de poeta innovador y contestatario, camino por el cual nos ha dado a los peruanos la gran satisfacción y orgullo de su gloria.

Esta entrada fue posteado en - UCV TRUJILLO. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>